PROYECTO DE INSTALACIÓN DE UN ASCENSOR: LO QUE DEBES SABER

Aprende cómo se gestiona el proyecto de instalación de un ascensor y su posterior mantenimiento

¿Vives en un edificio antiguo sin ascensor y tu comunidad de vecinos se ha decidido por fin a instalarlo? Si es así, no te pierdas este post.

Instalar un ascensor en un edificio ya existente es quizá una de las obras de mayor envergadura y la transformación más radical que puede tener un edificio ya asentado.

Es una obra de gran magnitud y mucha responsabilidad y por ello necesita un proyecto de instalación específico.

¿En qué consiste el proyecto de instalación de un ascensor?

El proyecto de instalación de un ascensor es el proyecto técnico necesario para que un ascensor se instale de forma legal y correcta. Debe ser redactado y firmado por un técnico titulado competente y visado por el correspondiente Colegio Oficial que toque según la localización del edificio.

Este proyecto es un requisito técnico imprescindible y en él se incluirán datos básicos como: las obras a realizar, la situación dentro de la planta general del edificio, el tamaño de la cabina, el número de paradas, etc.

También hay que indicar todos los elementos sujetos a homologación, la contraseña de inscripción y el fabricante respectivo. Estos datos deben quedar bien registrados porque de ellos depende la seguridad de los usuarios del inmueble.

¿Y qué hacemos una vez tenemos el proyecto aprobado? El siguiente paso será conseguir la licencia municipal para poder empezar a ejecutar la obra.

Una vez se finaliza la obra, se confirma la seguridad del nuevo ascensor con unas pruebas específicas de funcionamiento. Si todo está perfecto se tramita la inscripción en el registro, con la que finalmente se da permiso de utilización del ascensor y se concluye todo el proceso.

Finalizada la instalación del ascensor: Mantenimiento

Una vez instalado el ascensor en un edificio, la ley regula los plazos de mantenimiento preventivo obligatorio. Son los siguientes:

-Viviendas unifamiliares y ascensores con velocidad inferior a 0,15 m/s: revisión y mantenimiento del ascensor cada cuatro meses.

-Edificios comunitarios de menos de 20 años, que sean de uso residencial y con un máximo de seis paradas: cada seis semanas.

-Edificios de uso público, de menos de 20 años, de hasta cuatro paradas: cada seis semanas.

-Resto de edificios: cada mes.

Esperamos que con este post te lleves una buena idea de la importancia del proyecto de instalación de un ascensor en un edificio de viviendas y cómo gestionarlo.

En MG7 Elevación, empresa instaladora y conservadora de ascensores, estamos a tu disposición para ampliarte información y resolver todas tus dudas.