¿Por qué hay música en los ascensores?

A veces te subes a un ascensor y percibes el sonido bajito de una música ambiental o también llamada hilo musical. Se trata de una música suave, sútil, y normalmente, instrumental. Quizás te hayas preguntado alguna vez porque suena esa música en el ascensor.

A lo largo de este post, vamos a tratar de dar respuesta a esa pregunta.  

Música en el ascensor

La música que suena en un ascensor tiene su propio nombre: se llama Muzak. Se le denomina así en honor a la empresa que inventó este hilo musical. La compañía que creó esta música ambiental fue puesta en marcha por George Squires en los años 20 del siglo XX.

Música en los ascensores

El objetivo o función principal de esta música era tranquilizar a los primeros usuarios de los primeros ascensores, que eran muy ruidosos. Las personas que no estaban acostumbradas a estos elevadores automáticos, al subirse en ellos estaban intranquilos y asustados por el poco espacio del habitáculo y el silencio del mismo solo interrumpido por los ruidos del ascensor. 

El sonido de esta melodía consiguió su función: hacer que los usuarios perdieran el miedo a estas nuevas máquinas, y los utilizaran para subir y bajar. Hay que tener en cuenta que, a principios del siglo XX empezaron a construirse en Estados Unidos los primeros rascacielos, por lo que las personas podían estar varios minutos subidos en un ascensor. 

Características de esta melodía 

La melodía que suena en los ascensores se caracteriza por ser una música instrumental, tranquila, pegadiza y con buen ritmo

Esta música de ascensor fue creada para acompañar al usuario mientras sube o baja a una planta. Más tarde, a partir de los años 40, también se empezó a emplear este hilo musical en las fábricas y empresas con el objetivo de aumentar la productividad de los trabajadores. Para ello, se debía escoger canciones que no tuvieran letra, para que no fueran cantadas y así los empleados no se distrajeran de su tarea principal. 

En la actualidad, estos hilos musicales se emplean en grandes superficies, tiendas y centros médicos para amenizar la visita o tiempos de espera de los clientes o pacientes. 


Con el desarrollo de las nuevas tecnologías, se prevé que en un futuro la persona cuando monte en un ascensor pueda escoger la música que suene mientras va montado en él a través de un sistema de reconocimiento de voz. Sería bastante interesante, ¿no crees?