Origen y evolución de los ascensores.

Lo usamos todos los días. Para bajar de casa al garaje, para subir a la oficina o para apoyar la compra mientras descansamos unos segundos hasta llegar a la puerta de nuestra casa. Los ascensores se han vuelto tan cotidianos e imprescindibles en nuestra vida que rara vez nos percatamos sobre el origen y la evolución de los mismo. Como empresa experta en la instalación de elevadores en Córdoba compartimos con todos vosotros parte del origen y evolución de los ascensores. ¡Esperamos que disfrutes tanto el post como nosotros!

La primera referencia a los elevadores y ascensores se le atribuye al arquitecto romano Vitruvio. En la obra del citado autor hay diversas referencias y anotaciones sobre la figura de Arquímedes (siglo III a.C) como el primer inventor del ascensor. Como es obvio, estos primeros elevadores tenían un sistema primitivo basado en cabinas que solo se sostenían con una cuerda y eran tiradas por animales, hombres u otras fuerzas que pudieran ponerlo en funcionamiento. Existen documentos escritos que confirman la existencia de estos rudimentarios ascensores en las antiguas civilizaciones de Egipto y Mesopotamia.

En el año 1000, Ibn Khalaf al-Muradi describe el uso de un aparato específico como sistema de elevación con la finalidad de subir y bajar peso en él y derribar construcciones. En el siglo XVII ya pueden verse en países europeos como Inglaterra o Francia los primeros prototipos de elevadores. Posteriormente, se patentan sistemas de transmisión a tornillo cambiando la tecnología y el futuro de los elevadores. Desde 1793 se dan ascensores patentados por Ivan Kulibin. Sin embargo, habrá que esperar hasta 1823 para ver uno en Londres.

Instalación de elevadores en Córdoba.

En 1851, Waterman patenta el primer montacargas. El mecanismo era muy sencillo. Contaba con una plataforma y un cable para transportar personas y objetos. Este avance técnico permitió que se construyesen nuevos y más elevados edificios utilizándose además en grandes superficies comerciales. Un nombre clave en la historia de los elevadores fue Elisha G. Este estadounidense diseñó el primer ascensor con un sistema dentado que servía para amortiguar la caída en caso de que fallara el cable que lo sostenía.

Los ascensores de tipo eléctrico tal y como se conocen hoy en día comenzaron a usarse a principios del siglo XIX gracias al trabajo de Von Siemens en 1870. Este inventor introdujó el motor eléctrico en los elevadores, mientras que la cabina que contenía el motor debajo subía gracias a diversos engranajes con piñones giratorios. En 1887 se inventó otro tipo de ascensor con motor eléctrico pero que funcionaba con un tambor enrollado en la cuerda de izado. Poco a poco los ascensores de fueron modernizando hasta que en 1949, la figura del ascensorista cambia y se instala un mando automático. Por si fuera poco, se instalan nuevas medidas de seguridad en las puertas siendo automáticas y no manuales en la mayoría de los nuevos elevadores. Innovación tras innovación, los ascensores adquirieron el aspecto y la funcionalidad actual.

Tras conocer brevemente parte del origen y la evolución de los ascensores, es necesario recordar que España es el país de la Unión Europea con mayor número de elevadores. En total más de un millón. Esta cifra se traduce en millones de puestos de empleo directos alcanzándose cifras de negocio que superan los 2.200 millones de euros anuales. El diseño de las viviendas (cada vez más vanguardista) sumado a la mejora del sector de la construcción ha sido determinante en la evolución y asentamiento de la industria de los ascensores.

En MG7 Elevación somos expertos y referentes tanto en la instalación de elevadores en Córdoba como en la instalación de ascensores, además de prestar servicio técnico. Ponte en contacto con nosotros si estás interesado en instalar un elevador en tu domicilio particular o incluso si desde tu comunidad de vecinos queréis cambiar el sistema de ascensores. ¡Te esperamos!

Fuente imagen destacada: Pixabay. com