Las puertas seccionales: la solución a la necesidad de espacio.

Seguro que alguna vez has oído hablar de las puertas seccionales. Es bastante probable que sepas lo que son pero no le pongas cara. En el post de hoy venimos a contarte qué son las puertas seccionales, y por qué pueden interesarte.

Qué son las puertas seccionales.

En esencia, las puertas seccionales son aquellas en las cuales el sistema de apertura se caracteriza por funcionar de manera vertical, en lugar de horizontal. Su sistema está formado por paneles que se deslizan sobre un riel, mediante guías, hasta quedar de forma horizontal al techo o de forma paralela a la pared en el caso de las puertas seccionales laterales. Esto quiere decir que al activar el mecanismo, la puerta se recoge hacia arriba (o hacia el lado), retrayéndose y quedando paralela al suelo. 

Además, las puertas seccionales tienen un mástil en el medio y hasta el final de la parte superior, que es el sistema a través del cual se abre y se cierra la puerta, que además puede ser activada mediante un mando o un control remoto. De esta forma se consigue un ahorro de espacio importante que en el caso de las puertas tradicionales para garaje no podría conseguirse.

Lo que seguro vas a necesitar para instalar una de estas puertas seccionales es tener un espacio amplio debido precisamente al funcionamiento de la puerta.

Los beneficios que las puertas seccionales pueden ofrecerte.

  • Se pueden instalar en cualquier espacio con los requisitos necesarios, como garajes, viviendas, en las entradas de algún edificio o almacén, etc.
  • Están hechas de materiales resistentes a las inclemencias del tiempo.
  • Se adaptan de manera excelente al lugar de instalación.
  • Tiene una baja resistencia a la compresión y buena fuerza de compresión.
  • Una de las características más relevantes de las puertas seccionales es que son muy silenciosos.
  • Poseen un sistema de seguridad para evitar cortes, arrastres, entre otros.

Los inconvenientes que las puertas seccionales pueden ocasionar.

  • Necesita estar bajo el techo para no deteriorarse.
  • Pueden romperse fácilmente al intentar abrir la puerta manualmente si no se conoce la manera adecuada de hacerlo.
  • Está recomendada para situaciones en las que su uso no sea tan frecuente.

Si te estás planteando comprar e instalar una de estas puertas seccionales, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de expertos, que te asesorará y te ayudará a que te beneficies cuanto antes de los beneficios que este tipo de puertas pueden ofrecerte.